• e l r e s t a u r a n t e

    · PUERTO POLLENSA SEASIDE RESTAURANT ·

Restaurante
tradicional

en Puerto
Pollensa

En Can Pescador queremos ofrecerte siempre la mejor calidad de la cocina actual mezclada con la tradición que nos avala. Es por ello que el concepto de nuestro restaurante es el de un restaurante mediterráneo que ofrece productos frescos y fomentamos el consumo de productos locales y de temporada. Por ejemplo, ese delicioso pescado que podréis degustar en nuestro restaurante fue comprado a los pescadores del puerto ese mismo día.

Pensamos que es muy importante colaborar tanto con el comercio exterior como con el comercio que nos rodea, así como garantizar que el impacto ecológico sea el menor, y el sabor lo mejor de cada plato. Nuestra carta está formada principalmente por tapas, ensaladas, y carnes y pescado a la plancha o al horno, así como nuestro Pamboli tradicioinal mallorquín que es un hito básico de nuestra cultura. Además, cabe remarcar que si existe un símbolo en el Puerto de Pollensa, no hay duda que se trata de Can Pescador, conocida como la casa más antigua.

La historia del Restaurante:

Fue construida a mediados del siglo XIX por Bartolomé Enseñat Estelrich, de profesión pescador y residente en Pollença. Adquirió los terrenos a los dueños del predio de Boquer, que le dijeron “Tomeu valla lo que quieras”, ya que en aquella época la orilla del mar no tenía ningún valor. El joven pescador hizo una pequeña construcción para poder resguardar su barca y vallo hasta la misma orilla del mar. Poco a poco fue agrandando la estancia hasta llegar a ser su vivienda habitual, tenía un pequeño huerto y las gallinas que corrían por la arena.

Bartolomé se casó con Petra, y tuvieron tres hijos, Ramón, Francisca y Antonia, pasaron los años y el Puerto se había convertido en una pequeña colonia de pescadores, los cuales formaban una gran familia: las puertas no tenían cerraduras, los niños jugaban en la calle, el cabrero pasaba con las cabras y las mujeres salían de sus casas para comprarle la leche.

En una parte del terreno Bartolomé edificó una casa para su hijo mayor Ramón que vivió allí con sus cuatro hijos. La pequeña casa de Can Pescador la dejó a su hija soltera Antonia. Actualmente la propietaria es la quinta generación y la última del linaje de fundador, la cual ha intentado conservar la belleza primitiva del edificio que es, tal vez, el único vestigio que se conserva intacto del Puerto, sin haber sufrido las olas del modernismo.

Se puede decir que es un edificio emblemático, que conserva el aura y la belleza de aquella colonia de pescadores que se fue formando en el siglo XIX. Siempre se ha tenido presente que no perdiese su primitivo encanto, como un vestigio de una época maravillosa que nunca volverá.

En Can Pescador te queremos invitar a que nos visites en el Puerto de Pollensa y sientas tu mismo nuestra historia.

  • puerto-pollensa-restaurant-01
restaurante-tradicional-puerto-pollensa-08